Ir a la barra de herramientas

SE ACABA LA PANDEMIA Y VIENE LA VENGANZA

Por Fernando Zúñiga, Dr.
Miembro de la Junta Directiva del Colectivo Político Semilla

Presiento que la pandemia llegará a su fin. Será una muerte inmediata. Una vacuna y se acabó el virus, ya nuestro gobierno no tendrá excusas para robarle dinero a los empleados públicos y a los pensionados, y de inmediato tendrá que devolver lo robado. Vamos a poder salir a la calle a pedir la renuncia de toda la Asamblea Legislativa, sino sus cabezas rodarán. Y caerán ministros y asesores económicos junto al presidente. Nadie podrá contener la marcha monumental que se realizará por todas las provincias. Sueño con este escenario y quisiera vivirlo, disfrutarlo hasta lo más hondo de mi ser.

Antes debemos esperar los resultados de millones de dólares que les han dado a las farmacéuticas para que hagan la vacuna, dólares que por supuesto tendrán que devolver con intereses, de sobra podrán pagar la inversión, va a ser la mejor inversión que han realizado en toda su historia estas oscuras empresas de la salud, o mejor dicho de la enfermedad.

Pero no basta esperar a que la vacuna esté lista, faltará decidir en qué momento se saca al mercado, porque puede ser que haya interesados en que sigan muriendo los viejos, los indigentes y una cantidad «óptima» de trabajadores que por ahora el mercado laboral no ocupa.

Una vez que se definan esas variables sociodemográficas y funerales, tendrá que decidirse sobre las variables mercadológicas, el mercado meta, si va a ser un producto social o si va dirigido a determinado perfil o estrato socioeconómico, probablemente, dependiendo de las farmacéuticas que logren el objetivo, así será.

Mientras tanto, el cuerpo del consumidor pasa a un segundo plano. La vida organizada en torno al consumidor, como lo menciona Baummann en su libro la Modernidad líquida [1], pierde vigencia, ya no se trata de mantenerme en forma, de ejercitar cada uno de los músculos en forma armónica y equilibrada para no ser rechazado socialmente. La salud no será el equivalente a estar en forma, lo veremos de manera muy evidente al final de los días de la pandemia; la salud es no tener coronavirus, la balanza fue sustituida por el termómetro, en la entrada de los negocios nos toman la temperatura y no el peso. La mascarilla es la vestimenta de ejercitarse, hasta es irónico, ayuda a ocultar la cara para que no digan nada de «como subiste de peso».

La preoferta de vacunas está en proceso, ya se habla de la preventa, EE. UU. y otros países han invertido millones, algunas farmacéuticas que han recibido millonarias «donaciones«, advierten que no estarán en disposición de vender a precio de costo. Pocas, como la Universidad de Oxford, mencionan la opción de vender al costo y hasta estima que el precio de la vacuna será aproximadamente de € 2.5, cerca de USD 2.84 y en nuestros devaluados colones serían como 1668.

La búsqueda de soluciones para descubrir la cura está en marcha, hasta en mi pueblo Vásquez de Coronado [2], donde se encuentra el Instituto Clorito Picado, productor de antídotos contra las picaduras de animales venenosos, ya se ha avanzado, están en una fase importante y es financiado por la Universidad de Costa Rica, a la cual pertenece dicho Instituto.

Según la OMS, se están desarrollando a nivel mundial más de 100 vacunas, algunas de ellas ya han comenzado las pruebas con animales unas y otras con humanos. Es interesante como una farmacéutica, Moderna, ha recibido nada más y nada menos que 483 millones de dólares para apoyo a sus investigaciones y posterior producción. Dicha empresa advierte que no venderá a precio de costo, pese a tal ayuda por parte de la Agencia Biomedical Advanced Research & Development Authority, con las siglas BARDA, agencia que pertenece al Gobierno de Estados Unidos y se especializa en la fabricación de contramedidas médicas para enfrentar el bioterrorismo. Claro, según ellos solo defienden y no trabajan en lo contrario, que es crear amenazas químicas y biológicas. En este proceso funcionan de manera interesante las cadenas productivas, por ejemplo los grandes fabricantes de jeringas han invertido en este proyecto de Barda, y se dice que Barda está como anillo al dedo para intervenir en esta pandemia, algo así como que ya sabía.

Por otro lado, China tiene como prioridad llegar, en un plazo corto, a producir la vacuna. Un candidato es Cansino Biologics, empresa fundada en el 2009 en Tianjin, se especializa en la creación de vacunas y desde marzo de este año viene trabajando en la vacuna, ya realizó experimentos con humanos y en una tercera fase tiene planeado trabajar con una muestra de 40 000 personas de diversos países.

Al parecer, el mayor avance lo está realizando la Universidad de Oxford, su vacuna ya ha sido probada y tiene probabilidades altas de aparecer pronto en el escenario, con la ventaja de que venderá la vacuna a precio de costo, como lo mencioné anteriormente.

¿Qué viene después de la vacuna?, podrá ser que tomemos venganza para superar la pandemia del pánico, del hambre, del desempleo, y hasta para vengar al anciano que salvaron unos jóvenes de lanzarse desde el puente de la platina en busca de la paz. Qué bueno sería ir a vengarse de los miembros de Horizonte Positivo (con sus siglas HP, valga la relación), por pedirle al presidente que resuelva el déficit fiscal con el dinero de los asalariados y los pobres, por pedir que siga adelante con sus políticas de desempleo público, de impuestos a pensionados y por supuesto pedir la renuncia del presidente Alvarado por traicionar los principios de su partido político y a quienes lo eligieron. Espero no despertar nunca de este sueño.

Imagen principal por Fernando Zúñiga Umaña.
[1] Baumann, Zygmunt. Modernidad líquida. Fondo de Cultura Económica. Argentina. 2012.
[2] Conocido como Coronado, es un cantón de la provincia de San José, donde se ubica este prestigioso Instituto de Investigación.

Fernando Zúñiga Umaña

Costarricense, estudioso de la realidad económico social y política nacional e internacional. Economista de formación básica, realizó estudios en la Universidad de Costa Rica y en la Flacso México. Durante más de 30 años laboró en la Universidad Nacional de Costa Rica. Actualmente es director del Doctorado en Ciencias de la Administración de la Universidad Estatal a Distancia de Costa Rica. Consultor privado en el campo de la investigación de mercados, estudios socio económicos.

 

 

Related posts

Leave a Comment